¿Cómo preparar arroz chaufa de camarones?

Descubre ¿cómo preparar arroz chaufa de camarones?, un exquisito plato de la cocina nikkei que te sorprenderá, ya que fusiona ingredientes peruanos con la técnica culinaria japonesa.

Arroz chaufa de camarones

El arroz chaufa es un plato típico de la cocina nikkei que se originó durante el siglo XIX y es producto de la fusión entre el arte culinario peruano y japonés.

Para fines de su creación, el arroz chaufa criollo nació en Perú y es un plato que ha escalado a nivel internacional. Por otro lado, si bien es cierto que su origen está en la nación peruana, es producto del mestizaje entre los locales y los inmigrantes japoneses.

El nombre del arroz chaufa proviene de lo que se conoce a nivel internacional como arroz frito y quien es especialista en su elaboración se le llama chausero, incluso parte del nombre de este plato tan elaborado se debe a que en ciertas localidades se le añadían granos como chaufa de quínoa o trigo.

Ingredientes

  • 3 tazas de arroz previamente cocido.
  • 1 y media taza de camarones cocidos.
  • 4 Trozos de tocino, preferiblemente sin grasa, cortados en pequeñas tiras.
  • 8 Trozos de tallos de cebollitas chinas cortadas finamente.
  • 1/2 pimiento rojo, rebanado en trozos pequeños.
  • 4 huevos tamaño mediano.
  • 2 cucharaditas de jengibre molido.
  • Salsa de soya de acuerdo con el gusto del comensal.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación

Antes que nada, es fundamental que la preparación del arroz se realice previamente, es decir, que el mismo debe haber sido preparado al menos horas antes de convertirlo en este suculento plato y con poca sal. He allí el secreto del éxito rotundo de esta preparación.

  1. En un Bowl, bate los huevos levemente, sazona a tu gusto y fríelos en una sartén antiadherente con poco o casi nada de aceite.
  2. Una vez que se hayan cocido, retira la sartén del fuego y corta la preparación en finos trozos.
  3. Posteriormente, fríe el tocino a fuego medio – bajo en la sartén sin ningún tipo de grasa y únicamente hasta que esté crocante, evitando que se queme.
  4. Una vez que hayas terminado de cocer el tocino, apártalo y resérvalo. En esa misma grasa deberás freír el jengibre.
  5. Luego, sube el fuego y añade los camarones a la misma preparación.
  6. Una vez que los camarones se encuentren dorados y tomen su color rosado característico, será momento de añadir la salsa de soya y dejar cocinar por algunos minutos, sin que pase demasiado tiempo y estos se conviertan en camarones gomosos que no agradan a nadie.
  7. Finalmente, será el momento de agregar el arroz cocinado, la cebollita china, el pimiento y el tocino crocante, mezclar con la tortilla de la primera preparación y revolver.
  8. Para culminar, añade más soya si es necesario y sirve bien caliente, también puedes incorporar otras proteínas de tu gusto como pollo o cerdo.

Recuerda que aunque este plato es típico de la cocina nikkei, puedes incorporar a esta preparación elementos que sean de tu agrado, de manera que lo conviertas en una versión personalizada del original.

Aspectos que no debes olvidar

Aunque esta preparación es bastante sencilla, existen algunos elementos que no debes olvidar para que tu plato sea exitoso:

  1. El arroz siempre debe estar frío, por lo que es necesario que lo prepares con anterioridad, incluso algunos utilizan las sobras de arroz del día anterior para hacer esta receta.
  2. Cada ingrediente debe prepararse por separado, de la forma como se indica en el apartado anterior y mezclando solo aquellos que se señalen.
  3. No cocines demasiado los camarones, ya que pueden perder su sabor y endurecer su textura hasta convertirse en una especie de goma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.