¿En qué consiste la cocina nikkei?

Si eres amante de la comida en estilo fusión y te gusta arriesgarte a probar nuevos sabores que puedan sorprenderte y deleitar tu paladar, en esta oportunidad te contaremos en qué consiste la cocina nikkei, para que puedas degustar todo lo que ofrece.

¿Qué es la cocina nikkei?

La cocina nikkei es un estilo culinario que fusiona los sabores de la comida peruana con la japonesa, en tal sentido se trata de una popular tendencia en el panorama de la gastronomía internacional que ha sorprendido a muchos comensales, los cual han quedado fascinados con lo que este estilo tiene para ofrecer.

Desde hace tiempo se ha convertido en una tendencia ofrecer a los comensales propuestas de restaurantes que manejan fusiones entre diferentes e inesperadas culturas, una de ellas es la nikkei.

Este tipo de cocina ofrece a las personas la posibilidad de probar una combinación entre el sabor, gusto y sazón peruano con la delicadeza y fragilidad de la cocina japonesa, el producto de esta combinación genera platos suculentos que han conquistado el paladar y el corazón de muchos a nivel mundial.

La comida nikkei

La comida nikkei o gastronomía nikkei, como se le conoce también, es producto de la mezcla entre la cocina japonesa y la peruana, más allá de eso, se basa en la fusión de técnicas de elaboración y corte japoneses con el sabor y la sazón peruana para producir platos contundentes pero delicados.

Al igual que muchos otros estilos de cocina fusión, se ha generado a partir de la inmigración de personas de un territorio a otro, además de la unión de culturas producto del matrimonio y el surgimiento de familias mixtas que por lo general cocinan platos de ambas.

Una de las particularidades de la comida nikkei es que a pesar de que los platos japoneses suelen contar con pocas cantidades, en este estilo culinario no se escatiman las porciones, gracias a que en el Perú las raciones tienden a ser mucho más grandes, entonces predomina el sabor peruano pero con la sutileza y los modos de preparación japoneses.

Historia de la comida nikkei

El estilo culinario nikkei surgió durante el siglo XIX con la inmigración de japoneses al Perú, quienes se desplazaron desde su país natal en busca de trabajo y mejores oportunidades para sus familias, principalmente estos inmigrantes se dedicaron a trabajar en plantaciones de algodón y de azúcar.

El término nikkei no solo sirvió para designar a este estilo culinario de fusión, sino que también es una etiqueta que se le dio a los emigrantes japoneses y a sus respectivas familias y descendientes.

Muchos autores han asegurado que incluso la fusión de la comida japonesa con cualquier otra cultura gastronómica puede ser denominada nikkei, aunque principalmente la unión con la peruana fue la que tuvo mayor aceptación, éxito y se convirtió en un estilo apreciado gastronómicamente.

A pesar de que la comida nikkei surgió de la necesidad de los japoneses por mantenerse fieles a su cultura gastronómica en un país como Perú, el estilo culinario va más allá de eso. Evidentemente, quienes eran emigrantes japoneses debían cocinar con productos obtenidos en el Perú, haciendo de este estilo de cocina algo muy popular entre ellos.

Minoru kunigami es un chef al que se le considera el precursor de este estilo de cocina, principalmente a nivel comercial, pues fundó el restaurante llamado “La buena muerte” y allí servía comida de este tipo.

Actualmente, la cocina nikkei es todo un éxito alrededor del mundo y existen cientos de restaurantes que la preparan, teniendo un lugar muy preciado en el paladar de quienes aman este tipo de comida.

Entre los ingredientes que no pueden faltar en la comida nikkei se encuentran los vegetales, productos del mar, elementos ácidos y picantes, principalmente autóctonos de Perú, pero que se manejan y cocinan el mejor estilo japonés.

¿Cómo preparar arroz chaufa de camarones?

Descubre ¿cómo preparar arroz chaufa de camarones?, un exquisito plato de la cocina nikkei que te sorprenderá, ya que fusiona ingredientes peruanos con la técnica culinaria japonesa.

Arroz chaufa de camarones

El arroz chaufa es un plato típico de la cocina nikkei que se originó durante el siglo XIX y es producto de la fusión entre el arte culinario peruano y japonés.

Para fines de su creación, el arroz chaufa criollo nació en Perú y es un plato que ha escalado a nivel internacional. Por otro lado, si bien es cierto que su origen está en la nación peruana, es producto del mestizaje entre los locales y los inmigrantes japoneses.

El nombre del arroz chaufa proviene de lo que se conoce a nivel internacional como arroz frito y quien es especialista en su elaboración se le llama chausero, incluso parte del nombre de este plato tan elaborado se debe a que en ciertas localidades se le añadían granos como chaufa de quínoa o trigo.

Ingredientes

  • 3 tazas de arroz previamente cocido.
  • 1 y media taza de camarones cocidos.
  • 4 Trozos de tocino, preferiblemente sin grasa, cortados en pequeñas tiras.
  • 8 Trozos de tallos de cebollitas chinas cortadas finamente.
  • 1/2 pimiento rojo, rebanado en trozos pequeños.
  • 4 huevos tamaño mediano.
  • 2 cucharaditas de jengibre molido.
  • Salsa de soya de acuerdo con el gusto del comensal.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación

Antes que nada, es fundamental que la preparación del arroz se realice previamente, es decir, que el mismo debe haber sido preparado al menos horas antes de convertirlo en este suculento plato y con poca sal. He allí el secreto del éxito rotundo de esta preparación.

  1. En un Bowl, bate los huevos levemente, sazona a tu gusto y fríelos en una sartén antiadherente con poco o casi nada de aceite.
  2. Una vez que se hayan cocido, retira la sartén del fuego y corta la preparación en finos trozos.
  3. Posteriormente, fríe el tocino a fuego medio – bajo en la sartén sin ningún tipo de grasa y únicamente hasta que esté crocante, evitando que se queme.
  4. Una vez que hayas terminado de cocer el tocino, apártalo y resérvalo. En esa misma grasa deberás freír el jengibre.
  5. Luego, sube el fuego y añade los camarones a la misma preparación.
  6. Una vez que los camarones se encuentren dorados y tomen su color rosado característico, será momento de añadir la salsa de soya y dejar cocinar por algunos minutos, sin que pase demasiado tiempo y estos se conviertan en camarones gomosos que no agradan a nadie.
  7. Finalmente, será el momento de agregar el arroz cocinado, la cebollita china, el pimiento y el tocino crocante, mezclar con la tortilla de la primera preparación y revolver.
  8. Para culminar, añade más soya si es necesario y sirve bien caliente, también puedes incorporar otras proteínas de tu gusto como pollo o cerdo.

Recuerda que aunque este plato es típico de la cocina nikkei, puedes incorporar a esta preparación elementos que sean de tu agrado, de manera que lo conviertas en una versión personalizada del original.

Aspectos que no debes olvidar

Aunque esta preparación es bastante sencilla, existen algunos elementos que no debes olvidar para que tu plato sea exitoso:

  1. El arroz siempre debe estar frío, por lo que es necesario que lo prepares con anterioridad, incluso algunos utilizan las sobras de arroz del día anterior para hacer esta receta.
  2. Cada ingrediente debe prepararse por separado, de la forma como se indica en el apartado anterior y mezclando solo aquellos que se señalen.
  3. No cocines demasiado los camarones, ya que pueden perder su sabor y endurecer su textura hasta convertirse en una especie de goma.

Platos representativos de la cocina nikkei

Para los amantes de la fusión gastronómica existen variedad de alternativas que ofrecen opciones diversas a los comensales más exigentes, por lo que conocer los platos representativos de la cocina nikkei vale la pena y probarlos aún más.

Tendencias en la cocina nikkei

La cocina nikkei es un estilo culinario que fusiona sabores del Perú y de Japón, además de ello era costumbre llamar con este término a quienes poseían descendencia en el país peruano pero cuya procedencia era Japón. A partir de esta situación en la que migrantes japoneses formaban familias en Perú, se comenzó a manifestar un estilo culinario que fusionaba lo mejor de ambas culturas.

La historia comenzó en el año 1889, cuando por primera vez inmigrantes japoneses tocaron tierras peruanas con la idea de poder trabajar en las plantaciones de algodón y azúcar para ofrecer a sus familias mejores oportunidades de vida.

Poco a poco y con el pasar de los años fueron aumentando en número los inmigrantes procedentes de Japón, quienes evidentemente requerían utilizar productos autóctonos del país para cocinar con sus costumbres habituales del lejano oriente.

Esta tendencia culinaria se puso de manifiesto al cocinar con ingredientes peruanos platos autóctonos de Japón, esto posteriormente se fue convirtiendo en una tendencia que logró trascender al ámbito comercial, principalmente en lo que a restaurantes se refiere.

Platos representativos nikkei

Entre los platos más representativos de la comida nikkei es posible mencionar algunos como el pulpo al olivo, el tiradito, pescado al ajo, arroz chaufa de camarones, arroz acompañado de cangrejo, tempura de camarones, tempura de vegetales Taco Mac y muchos otros. A continuación, describiremos con mayor detalle algunos de ellos.

Cebiche nikkei

Este delicioso y suculento plato usualmente se elabora a partir de atún y pulpo, pero también es posible que lo encuentres elaborado con corvina.

Se trata de pedazos menudos de pescado, mariscos o moluscos a los cuales se añade el zumo de frutos cítricos como el limón y la naranja, además de aliños como ajo, cebolla, sal, pimienta y otros que permiten conservar fresco el plato.

El zumo cítrico permite impregnar y cocer hasta cierto punto los ingredientes, otorgando a los comensales un delicioso sabor que se convierte en una explosión al paladar.

Pato oriental

Este plato se compone de un suculento pato marinado en salsa de ajonjolí, zumo cítrico y especias de Japón, acompañado de una guarnición que puede ser puré de camote y maracuyá o vegetales salteados.

Albóndigas de langostino

Este es uno de los platos más deliciosos y exóticos de la cocina nikkei y se elabora a partir de un amasado de langostino que se baña en salsa Tokio y se acompaña de un crujiente de zanahoria y ajonjolí tostado sobre ella.

Sanshiku

Es una bondiola a base de cerdo que se macera en salsa shogayaki y se le añade umeboshi, la llamada ciruela de Japón. Se sirve sobre una cama de arroz y vegetales salteados o grillados, por supuesto de origen peruano.

Osaka Ramen

Al igual que el ramen tradicional de Japón, este es un caldo bastante sustancioso pero que difiere en cuanto a los ingredientes que se le añaden. Dispone de un toque picante y un sabor intenso, además de incluir pasta, frijoles, huevo y panceta de cerdo previamente grillada.

Kai Clásico

Este llamativo plato es, sin duda, uno de los más extravagantes, ya que se prepara con pejerrey, almejas, pulpo y conchas marinas en un fume de leche de tigre condimentada con ají amarillo, lo que le da un intenso color y atractivo adicional.

A este plato se le añade katsobushi, palta o aguacate, crocantes de arroz y el infaltable nori.

Restaurante Pakta, la taberna japomediterránea de Albert Adrià

8Descubre el Restaurante Pakta, la taberna japomediterránea de Albert Adrià, un lugar que te sorprenderá con su imagen, calidad, atención y, por supuesto, los deliciosos platos preparados por el chef de la casa. No dejes de visitar este restaurante de fusión entre comida japonesa y mediterránea.

Conociendo el Restaurante Pakta

Ubicado en Lleida, 5, este maravilloso lugar es creación de Albert Adrià, una reconocida figura en el mundo gastronómico que se ha caracterizado por su capacidad para reinventarse y fusionar elementos que generan a los comensales una experiencia maravillosa y única.

El Restaurante Pakta abrió sus puertas en el año 2013, época en la que servía a sus comensales una serie de platos producto de la fusión de comida peruana y japonesa, esta tendencia es conocida en el mundo gastronómico como nikkei y Albert Adrià decidió apostar por dicho estilo que era tendencia en Barcelona en el momento.

Con el pasar del tiempo, la tendencia gastronómica nikkei fue perdiendo interés por parte de los comensales, haciendo que Albert Adrià se planteara la idea de redireccionar su restaurante, no solo para hacerlo más llamativo y productivo, sino para poder ofrecer a las personas lo que buscaban.

Fue allí cuando Albert Adrià concibió la idea de crear una taberna japonesa o izakaya en el ya existente restaurante Pakta, fusionando en esta oportunidad la cultura gastronómica japonesa con la mediterránea.

Cuando esto ocurrió, el peruano Jorge Muñoz que era el chef del lugar decidió abdicar y Albert Adrià apostó por un cambio poco visto en Barcelona, de la mano del chef Jaume Marambio.

La comida en el Restaurante Pakta

Sin duda, su menú está repleto de sabor, intensidad y color, con platos como el caldo dashi de trompetas de la muerte que incluye crujientes de piñones o el berberecho natural don kombo, la yuba con anchoas y muchas otras delicias que te dejarán con ganas de más.

En el lugar han sabido captar la delicadez y fragilidad de algunos platos japoneses con la sazón y el aroma mediterráneo, siempre empleando productos de temporada y el estilo culinario del chef de la casa.

Algunas de las técnicas más atractivas y deliciosas que se emplean el en Pakta son el tostado de la piel del pescado, rociado con sofrito donostiarra de ajo confitado y jengibre, la presentación delicada del bacalao manipulado como si se tratara de los fideos más finos, el pil-pil preparado con jugo de pimientos y agua de erizos o un gyotaku (que es una lámina estampada con la figura de un marisco) que recibe el comensal antes de marcharse para completar su velada.

Algo que no falta en el restaurante Pakta son las hogazas de pan y es que Albert Adrià relata que se elaboran en tickets para todos los restaurantes de su propiedad, con la particularidad de que en este se sirve acompañado de salsas para mojar y degustar.

Los sabores y texturas que se ofrecen en los platos del Pakta fusionan lo crujiente con lo suave, lo seco y lo húmedo y lo sutil con lo contundente, todo en perfecta armonía y con delicioso sabor japonés y mediterráneo.

Entre las entradas más llamativas se encuentra el erizo con chicharrón de cerdo, el curado de aceituna al ajo negro y el cornete de playa con ventresca de atún.

Luego, destaca como plato principal el Tartar de Cigala, que se prepara engordando un dashi de cigalas con gelatina que no altera el sabor del plato pero que da una sedosa sensación en el paladar de quien lo prueba.

Otros platos que destacan son el Ceps a la brasa con botarga, soba de bacalao, yakishimo de salmonete, alcachofa en tempura con caviar de tierra, pimientos con erizos, tataki de wagyu con salsa ponzu y chips de papa, tomate a la brasa con alga kombu, chipirón de potera bañado en jugo de aceituna con algo de picor y su famoso pan de tickets para acompañar.